Cartagena cuenta con 170 Familias Fuertes

En la clausura del programa Familias Fuertes: Amor y Límites fueron certificadas familias del barrio El Pozón y San José de los Campanos.

En la clausura del programa Familias Fuertes: Amor y Límites fueron certificadas familias del barrio El Pozón y San José de los Campanos.

Cartagena de Indias, D.T. y C. Diciembre 21 de 2018.

Para 140 familias de El Pozón y San José de Los Campanos en este diciembre hubo un motivo más para celebrar: Recibieron su certificado como Familias Fuertes por parte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Ministerio de Justicia y el Derecho, tras concluir exitosamente su participación en este programa, operado en Cartagena por la Asociación Niños de Papel.


En el auditorio principal de la Universidad de San Buenaventura, con una sonrisa en sus rostros y sus mejores galas, los padres, madres e hijos, que participaron en el programa de las Naciones Unidas recibieron su diploma, y con este el compromiso de replicar en otras familias de sus comunidades, lo aprendido durante los dos meses que duró el programa.
El evento contó con la participación de Jaime Mendoza Gómez, asesor técnico de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; Claudia Anaya Marín, secretaria de Participación y Desarrollo Social de Cartagena; Jackeline Perea Blanco, enlace distrital del programa Más Familias en Acción; Patricia Romero Logreira, Gerente Regional de Asociación Niños de Papel, entre otros.


Familias Fuertes: Amor y límites es un programa original de Estados Unidos, adaptado a la realidad latinoamericana y en Cartagena logró impactar a 140 familias de los barrios El Pozón y San José de Los Campanos. Su objetivo es orientar a las familias a mejorar la salud y el desarrollo de adolescentes entre 10 y 14 años y prevenir conductas de riesgo a través de la promoción de la comunicación entre padres e hijos, mediante una intervención primaria de capacitación en habilidades de crianza y relación familiar.


La Asociación Niños de Papel, entidad que trabaja en pro de la salud mental y la prevención delas adicciones en niños, niñas y adolescentes de Cartagena y la región, fue la encargada de operar el programa, que se desarrolló a través de siete sesiones, dictadas por facilitadores certificados en la metodología de Familias Fuertes.


las cinco instituciones educativas intervenidas con la estrategia fueron 14 de febrero, Nuestro Esfuerzo, Luis Carlos Galán, Los Libertadores del barrio El Pozón y el Ambientalista de San José de Los Campanos.


Elena Julio Julio, una de las madres certificadas, señaló que ahora el compromiso de estas familias es replicar lo aprendido. “En el proceso yo me convertí en una madre líder, apreciamos mucho haber recibido esta capacitación porque sabemos lo que cuesta ir a un profesional que nos instruya sobre las pautas de crianza con nuestros hijos. Necesitamos más programas como estos que piensen en fortalecer las familias cartageneras, que son la base de la sociedad”, señaló la madre de familia habitante de El Pozón.


La meta es fomentar un entorno de protección y prevención del abuso de substancias y otras conductas que comprometan la salud de los adolescentes. El programa Familias Fuertes se focaliza en la adolescencia temprana como período clave para la prevención. En esta etapa las conductas de riesgo aún no se han presentado o recién se están instalando.


Es la segunda vez que se realiza el proyecto en esta ciudad. La primera implementación de Familias Fuertes en Cartagena se dio en el año 2015.


Programa Internacional


La estrategia de Familias Fuertes ha sido adecuada del programa estadounidense Strehgthening Families Program (SFP), a la realidad social y cultural de América Latina, en reconocimiento al rol de la familia en la salud de los adolescentes y la importancia de incluirla en estos esfuerzos programáticos.


Los resultados del Programa SFP han demostrado importantes resultados de impacto en la prevención del abuso de alcohol y otras substancias psicotrópicas en adolescentes, no sólo en el corto plazo, sino que su efecto se ha incrementado en el tiempo. De igual manera, en el contexto Latinoamericano el programa ha sido evaluado mostrando en adultos y en adolescentes evidentes mejoras en la relación familiar y en otras conductas que comprometen la salud como el uso del tabaco y del alcohol y en la prevención de violencia.

CIFRAS

85.200 familias del país han sido certificadas como Familias Fuertes.
El programa se ha desarrollado en 23 departamentos.


FIN DEL COMUNICADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *